The Axis Bar – Introducción

Como muchos saben en USP no usamos notas de traducción, porque se comen una buena porción de la imagen, hace que debas detener el video y perdiendo el hilo conductor de lo que ves y a estas alturas es innecesario con una gran fuente de información que es Google y las wikis para averiguar tal o cual palabra que sale en determinado anime.

Sin embargo, estamos conscientes que en el caso específico de Gundam Build Fighters son demasiadas las referencias que salen y que incluso colocándolas en el video se perderían por el escaso tiempo en el que salen. Así que me decidí crear esta sección (llamada inteligentemente The Axis Bar, en honor al bar sin nombre que sale en el tercer episodio de la serie y que comparte nombre con mi desaparecido blog) dedicada a explicar todos los detalles que hacen especial esta producción y para que la gente que no es asidua a la franquicia se familiarice rápidamente y la disfrute mucho más.

plamokyoshiro

Plamo Kyoshiro

Al ser una introducción nunca es malo presentar la razón de ser de este anime: los Gunplas. Gunpla es una palabra derivada de “Gundam plastic (model)”, o sea, maquetas de plástico que, en la mayor parte de los casos, son articuladas, armables y a tamaño escala. Lo último en estos tiempos podría parecer algo común para cualquier serie de robots, pero solo este detalle hacía ver a los potenciales consumidores de fines de los “80 que el producto en el que se basaba aspiraba a un público más adulto y distinto a las series de Super Robot que vendían meros juguetes. Por eso los Gunplas son tratados casi como piezas de arte (incluso en nuestros tiempos) y muchas otras series de Real Robot tomaron la misma postura y sacaron sus propias maquetas, creando un mercado que no tenía nada que envidiarle a las maquetas militares occidentales.

Contrario a lo que se podría pensar, Gundam Build Fighters no es el primer producto de Gundam que habla de maquetas y maquetistas. Cuando  Mobile Suit Gundam empezaba a ganar popularidad con su reemisión y el lanzamiento en cines de la trilogía, los libros de cómo armar Gunplas se volvían populares y Kunio Okawara (diseñador mecánico de la serie original) aprovechó para diseñar variaciones de los mobile suits que aparecieron en la serie de televisión y así exprimir más los bolsillos de los japoneses coleccionistas. Todos los mobile suits que salieron de allí se recopilaron bajo el nombre de Mobile Suit Variations (MSV) y la costumbre se ha extendido hasta nuestros días, donde es usual que creen robots exclusivos para novelas gráficas o mangas anexos a los productos originales.

En 1982 sale a la venta el manga Plamo-Kyoshiro, el cual relata la historia de unos niños que arman variaciones de las maquetas originales de Gundam y que se ponen a luchar entre ellos en un juego virtual. Este sería el primer producto de la franquicia que se pone en los pies de los maquetistas y fue tanta su popularidad que muchos de los MSV que salieron de sus páginas fueron lanzados oficialmente por Bandai. Incluso la fama que generó el Musha Gundam (una variación del RX-78-2 Gundam inspirada en los samurai) gestó una línea de maquetas en super-deformed y de menor tamaño que las tradicionales, llamada SD Gundam.

Model Suit Gunpla Builders Beginning G

Model Suit Gunpla Builders Beginning G

Tras la secuela del manga no se volvió a hacer un producto relacionado a los Gunplas y Sunrise solo se interesaba en seguir creando universo alterno tras universo alterno para exprimir aún más el concepto bélico de la franquicia (incluso con proyectos extravagantes como G Gundam, la cual tomó algunas ideas de Plamo-Kyoshiro en cuanto a combates)

Sin embargo, con motivo del 30º aniversario del lanzamiento de los Gunplas, nacen las OVA de Model Suit Gunpla Builders Beginning G, las cuales están situadas en nuestro mundo real y relatan cómo Haru Irei se convierte en un Gunpla Meister y se interesa mucho más en el hobby de armar maquetas junto a sus dos amigos Rina y Kenta. Si bien la cantidad de mobile suits que aparecieron fue considerable y los nuevos fueron en su mayoría llamativos, Gunpla Builders fue un producto que podría haber ofrecido mucho más y la idea de mostrar MSV podría haberse extendido a los otros universos de la franquicia, ya que solo vimos del Universal Century.

Ya en el año 2013 Sunrise volvió a apostar por los Gunplas y lanza la serie que nos apremia ahora: Gundam Build Fighters. Tomando las ideas que salieron de Plamo-Kyoshiro y de Gunpla Builders y explotándolas a un nivel mucho mayor gracias al formato televisivo,  Gundam Build Fighters está apostando por los “dream matches” y por recrear con más exactitud cómo es ser un maquetista en nuestros tiempos y, por sobretodo, qué es ser un fan de Gundam. Con pocos capítulos emitidos no se puede hacer un juicio global, pero de lo que se ha emitido puede decirse que Sunrise le está entregando al público real un sincero y merecido homenaje y las sorpresas que se vienen a futuro parecen no acabar. Porque de algo estamos claros: Gundam no es la franquicia más famosa de Japón si no fuese por sus maquetas de plásticos que hacen que su legado perpetúe en niños y adultos de todas las épocas.

Un comentario

  • Buena sección, precisamente estaba leyendo el espacio de gbf en tvtropes para enterarme de las referencias y nunca esta de más tener otras fuentes. Estaré al pendiente. n.n

Deja un comentario